La despedida.


Era una noche fría de invierno... el viento soplaba fuertemente... el internado se estremecia ante el vendaval.

Ya estabamos todos los internos acostados, se escuchaban los sollozos de muchos ante el frío y el sonido del viento, ya que parecía que en cualquier momento se nos iba caer el techo encima, un valiente se atrevió a incorporarse, los baños estaban a sesenta metros de las camas, por lo que daba muchísimo miedo levantarse, los pilotos, que eran la única fuente de iluminación, daban una luz rojiza que provocaba aún más miedo, intente dormirme pero cuando ya por fin m relajé y empecé a quedarme dormido, escuché un grito muy breve, no duro más de unas centésimas de segundo y acto seguido se escuchó un golpe con algo de eco ya que los servicios estaban poco amueblados y en el vacío se producia el eco.

No se porque, pero me levanté a comprovar si le había pasado algo al compañero, tal vez debería haberme quedado en mi cama, cuando entré en el baño vi una sombra negra moviendose en el espejo, pensé que me lo había imaginado. Creí que el que vino al servicio fue Toni, comencé a buscarle y no le encontré en por ninguna parte, me asomé fuera, en la habitación y lo vi en la cama, acostado, pensé que estaba muy cansado y que me lo había imaginado todo así que no le di mayor importancia y me fui a dormir.

Me fue muy difícil coger el sueño, me costaba creer que me hubiera imaginado tantas cosas y ademas una de las ventanas no paraba de crujir con el viento... al final me pudo más el cansancio que el miedo y cai rendido. Volví a despertarme a mitad de la noche, estaba helado, cuando miré al otro lado vi que la ventana que hacía ruidos acabó cediendo y se abrió, no me quedaba más remedio que ir a cerrarla o iba a coger una hipotermia.

Me levanté ya despreocupado de miedo y sintiendo el frío que entraba por aquel ventanal, una vez llegué a el miré hacia atras y vi que Toni se había levantado de nuevo y que volvía a ir hacia el cuarto de baño, intentando pensar que lo de antes fue un sueño lo tomé con calma y cerré la ventana, mientras iba hacia mi cama que está situada justo en el medio de todas, ya estaba preparado para arroparme cuando miro a los baños y veo una sombra moverse por todo el baño, cuando de repente se apaga la luz del servicio.

Estube un rato mirando a ver si mi compañero salía, pero no lo hizo, empecé a temer por su vida, otra vez, pero más temía por la mía, por lo que no tenía pensado moverme de mi cama, lo que consiguió que me acercara a ver que pasaba fue el volver a escuchar el sonido de un golpe, así que con mucho miedo me levanté a comprovar que podía ser.

Me acerqué despacio y pegado a los pilotos de la luz, me temblaban las piernas, cuando por fin llegué, me asomé tímidamente por si veía algo sin necesidad de entrar, mirando encontré a Toni tirando en el suelo parecía petrificado, sin pararme a pensar entré a ver si aún respiraba, fue una mala idea...

No me dio tiempo a tocarle, un fuerte viento me empotró dentro de uno de los báteres y se cerró la puerta tras de mi, empecé a escuchar voces, no entendí nada, excepto una voz que me resultaba muy familiar diciendo "Ahora tengo que irme, disculpa si lo pasaste mal, pero tenía que despedirme, adiós." en ese momento me desmayé.

A la mañana siguiente... estaba en mi cama, bien arropadito y hubiera acabado pensando que todo había sido un sueño... de no ser... porque mis padres vinieron a verme para contarme que mi abuela había fallecido y que lloró por no haberse podido despedir de mi.

¿Era ella la que se presentó aquella noche?



2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.
  2. hola te invito a que pases por mi canal te robara una sonrisa lo prometo ...¡¡¡¡
    https://www.youtube.com/channel/UC7GYCK392q5za4gBZw_wjPw

Publicar un comentario